'; $titulo=''; $opcion='Yacimiento'; break; case 2: $imagenes=''; $titulo=''; $opcion='Proyecto'; break; case 3: $imagenes=''; $titulo=''; $opcion='Visita'; break; case 4: $imagenes=''; $titulo=''; $opcion='Galeria'; break; case 5: $imagenes=''; $titulo=''; $opcion='Museo'; break; case 6: $imagenes=''; $titulo=''; $opcion='Noticias'; break; case 7: $imagenes=''; $titulo=''; $opcion='Reservas'; break; case 8: $imagenes=''; $titulo=''; $opcion='Patrocinadores'; break; case 9: $imagenes=''; $titulo=''; $opcion='Yacimiento'; break; case 10: $imagenes=''; $titulo=''; $opcion='Yacimiento'; break; case 11: $imagenes=''; $titulo=''; $opcion='Yacimiento'; break; case 12: $imagenes=''; $titulo=''; $opcion='Noticias'; break; default: $imagenes=''; $titulo=''; $opcion='Yacimiento'; } ?>
"") {?> "") { ?>
RESPUESTA DE ELISEO GIL



Un nuevo éxito cinematográfico. ( En respuesta al artículo publicado por El Correo con fecha 24/02/2010 )

Después del taquillazo de ‘Quítate tú p’a ponerme yo’, secuela de la imparable ‘Por que yo lo valgo’, coproducciones López de la Calle&Carrero nos sorprenden con un nuevo thriller ambientado en el affaire veleiense: ‘El día que los grafólogos dominaron la tierra’… recuerde: sólo en su medios de confianza.


¿Necesita Vd. expertizar sus antigüedades? ¿Quiere determinar la antigüedad de una inscripción? ¿Harto de esos sabios que sólo saben redactar informes ambiguos y de que su querella no prospere?

¡Olvídese de los costosos métodos fisico-químicos! Confíe en nuestro gabinete y, por el increíble precio que NO aparece en pantalla nosotros le garantizamos que va Vd. a poder poner como a un pulpo a su malvado favorito. Fantásticas conspiraciones puestas de manifiesto en torno al pegamento, risas aseguradas.

Bueno, señoras y señores, ¡¡¡un poco de por favor!!!!

Unas reflexiones a vuela pluma.
Una, miren Vds., para quien quiera escucharlo: recuerden que no soy, ni he sido un político, ni un cargo de la administración, de quien pudiera pensarse que lleva aparejado por su condición la carga de soportar insinuaciones, difamaciones, burlas y otras chanzas en los medios de comunicación. Este estilazo, con el que se me trata, impropio en mi opinión tanto de una prensa independiente como una institución pública, revela simplemente lo que yo interpreto como prepotencia y, en el fondo, inseguridad y desesperación. ¿Tanto miedo generan los informes científicos que hemos aportado? La respuesta recibida sólo ha sido ignorarlos y ‘contrarrestarlos’ con artículos de prensa rocambolescos. Como que se nota mucho…
Dos, vamos a ver; se supone que judicialmente la DFA tiene la custodia de los materiales en litigio y debe, en consecuencia, velar por la integridad de las ‘pruebas’. ¿Me pregunto cómo estarán tras el paso de los grafólogos del CSI? Siempre según esa prensa diríase que, para la elaboración de una simple pericial (otra más a cargo del erario público) encargada por la querellante, los objetos han sido manipulados a fondo, llegando así a ‘conclusiones’ que han sobrepasado en alcance a la de los mismísimos estudios físico-químicos de la Comisión Foral…¿Quis custodiet ipsos custodes? que decía Juvenal.
Tercero, ¿desde cuándo los grafólogos son especialistas en análisis micro-estratigráficos sobre material arqueológico? A mí personalmente me parece muy bien que cualquiera tenga opinión (mi madre también tiene una), pero que nos salgamos del tiesto y el grafólogo presuntamente dictamine sobre antigüedad o pruebas físicas es de muy mal gusto y que encima lo exprese presuntamente en un informe sobre grafología ya roza el esperpento.
No ha aparecido ninguna pieza pegada con inscripciones. Eso es una simple aberración. ‘Excavación-lavado-pegado’...nada escapa a ese simple guión.

Eliseo Gil Zubillaga

aviso legalIRUÑA-VELEIA-copyright©2008Diseño gráfico: Spiral